Stratonef H22

Web no oficial sin ánimo de lucro. Todas las imágenes son propiedad de Hergé/Moulinsart.

domingo, 27 de mayo de 2012

Hergé et Tintin reporters

Imágenes propiedad de Hergé/Moulinsart.

Analizamos en esta entrada otro de los llamados “imprescindibles”. Se trata del estudio de Philippe Goddin, Hergé et Tintin reporters. Publicado el año 1986 por Lombard, desgraciadamente se trata de un libro descatalogado y hay que acudir al mercado de segunda mano para hacerse con él.

Editado en tapa dura, el libro llama la atención y seduce al lector nada más abrirlo: unas impresionantes guardas adornan las solapas. Se trata del crayonne de un dibujo para Ottokar que finalmente fue descartado.

Las preciosas guardas de este libro.

A lo largo de sus más de 250 páginas, Goddin hace un recorrido por la serie, aunque el peso del libro se lo lleva la segunda mitad de la obra. Sin duda el plato fuerte de este libro es la abundancia de planchas a lápiz de Tintín en el Tíbet. Tenemos diez planchas a toda página de crayonnes, más algunas fotos curiosas de Hergé, dos planchas de Oro Negro que nunca llegaron a publicarse en Le Petit Vingtieme, muchos documentos que sirvieron de inspiración a Hergé...

Han pasado más de 25 años desde que se editó este libro, pero mantiene toda su frescura e interés. A pesar de la exhaustiva bibliografía publicada desde entonces, este estudio sigue siendo de adquisición imperativa para cualquier aficionado.


FICHA TÉCNICA

Hergé et Tintin reporters, Philippe Goddin

Editor: Editions du Lombard  (1986)

Dimensiones: 24 X 31

Páginas: 256

Idioma: Francés

ISBN: 2-8036-0581 3


  video

sábado, 5 de mayo de 2012

99

Imágenes propiedad de Hergé/Moulinsart.

En la última página de Tintín en el país de los Soviets (Editorial Juventud, 1983), hay un texto explicativo con un enigmático apunte. Se trata de la ausencia de una página, la 99 (no la 98, porque de manera inexplicable, la primera página del álbum no viene numerada, y la primera página numerada, con el número 1, es ya la segunda plancha...).

Clica en la imagen para ampliar y leer el texto.

Efectivamente, en los Archives Hergé publicados por Casterman en 1973 (hay edición castellana publicada por Juventud) aparece la “plancha fantasma”. La susodicha página es la siguiente:

Imágenes propiedad de Hergé/Moulinsart.

¿Por qué razón esta página nunca apareció en ninguna edición del álbum Tintín en el país de los Soviets?

Las aventuras de Tintín, tanto en Le Petit Vingtieme como después en el Journal Tintin (caso aparte es la aparición en tiras de prensa de Le Soir), se publicaban a doble página. Dos páginas semanales, donde la viñeta final era un clímax de suspense, que se resolvía en la entrega de la semana siguiente. En realidad, cada doble página semanal está concebida como un organismo autónomo. Hergé, conocedor de esto, exigía a sus editores (hablamos del periodo de los títulos en blanco y negro) que los libros iniciaran la historia por la página de la izquierda (lo habitual es, como en los álbumes a color, empezar por la página de la derecha). De empezar por la página de la derecha, todo el ritmo del álbum queda destrozado. La gracia es, también en el álbum, que la última viñeta de cada doble página deje en suspense al lector.

Ediciones Rombaldi inicia Soviets por la página de la derecha, con lo que el ritmo del álbum se va al garete. Antes de pasar página ya conoces la resolución del problema...

Páginas 2 y 3 del Soviets de la edición de Rombaldi.

El 25 de diciembre de 1929, Le Petit Vingtieme editó un semanario especial de navidad. Tenía varias singularidades. Las planchas de Tintín aparecieron, de manera excepcional, en bicromía. Pero solo las dos centrales, la primera de las tres no...¡¡¡porque fueron tres en lugar de dos!!!. En concreto, las planchas de ese número fueron las 99-100 y 101.


Ejemplar especial de navidad, con tres páginas de Soviets, en lugar de las dos habituales.

Ensamblar esa entrega de tres páginas en el álbum implicaba romper el ritmo de todo el último tercio del relato.

Suprimir la plancha 99 fue un sacrificio necesario.

martes, 1 de mayo de 2012

Gardes bleu foncé

Imágenes propiedad de Hergé/Moulinsart.

O guardas en azul marino, que diríamos en castellano.

Hasta 1937, los álbumes de Tintín presentaban unas sobrias guardas blancas. Pero ese año, Charles Lesne propuso a Hergé que sus libros merecían unas guardas de más nivel. Así pues, ya en 1938, los libros de Tintín aparecieron en las librerias con las ya míticas guardas azul oscuro (gardes bleu foncé).

Para el lector más observador, hay algo extraño en esas guardas...



Todos estos dibujos son escenas de los seis primeros álbumes. Pero hay un dibujo que no es posible identificar con ningún relato conocido...


Imágenes propiedad de Hergé/Moulinsart.
 
El 22 de marzo de 1978, Hergé resolvió el misterio a petición de un fan.
"Tenía la idea de situar una aventura de Tintín en el polo norte. Cuando dibujé las guardas, utilicé el dibujo de esta futura aventura que finalmente no llegué a realizar jamás".